Hoy Dios quiere quedarse con nosotros. El Amor se hace presente en la realidad cotidiana del pan y vino. Este Amor que es Dios mismo ha de manifestarse en el servicio a los hermanos, expresado en el lavatorio de los pies. Te invitamos en este día de hoy a que seas trasmisor, que seas parte. Recibir para dar, llenarte del Amor de Dios para ofrecerlo a los demás. Los cristianos estamos llamados a unir eucaristía y lavatorio de los pies. Hoy nuestras acciones cobran verdadero sentido. Cada gesto cuenta, que tu gesto de hoy sea el servicio desde el Amor.


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *