Domingo 10 de Mayo 2020

Las palabras del Evangelio de Juan 14,1-12 son lo que llamamos “discursos de despedida o de misión” porque son las palabras con las que el Señor alienta a los suyos a la unidad en él, antes de entregar su vida. La primera lectura (Hch 6,1-7), puede ser nuestro particular discurso de misión como cristianos:

Descarga V DOMINGO DE PASCUA

1) Elección. El número de los discípulos aumenta y los primeros cristianos deben organizarse para no desatender a las viudas (los necesitados, los pobres). Para este servicio, en asamblea eligieron a siete y les impusieron las manos. Voluntario, trabajador, sacerdote… lo creas o no, Dios te ha elegido para Ser. Los diáconos eran: hombres de buena fama, llenos de espíritu y de sabiduría. Y tu… ¿lo eres?

2) Encuentro. A los apóstoles en el evangelio les costó comprender que lo importante es el encuentro con Jesús y dejar que él sea el camino y la verdad y la vida. Solo así seremos piedras vivas que colaboramos en la construcción del Reino de Dios, cuya piedra angular es el mismo Cristo. La piedra que desecharon los arquitectos es la Luz que nos ilumina.

3) Obras. Para que anunciéis las proezas del que os llamó lo podéis hacer creyendo directamente en Dios. Sino, creed a las obras. Que tus acciones, palabras y obras sean la obra de Dios, así la palabra de Dios crece y se multiplica el número de los discípulos, pero sobre todo… se hace realidad el Reino de Dios.

Autor entrada: Administrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *