RECORDANDO…

Después de más de tres meses vividos en una continua zozobra, hemos llegado a una situación si no normal, sí al menos de una cierta tranquilidad, sin olvidarnos de las graves secuelas que nos ha dejado la pandemia del Covid-19.
No es nuestra intención ahondar y hurgar en las heridas provocadas,
pero tampoco queremos dejar de recordar a todas y cada una de las
personas que han sufrido y algunas siguen sufriendo, como consecuencia de los daños de todo tipo que se ha provocado en este periodo y que aún durarán un cierto tiempo.
A lo largo de este periodo, a través de los diferentes Boletines que hemos publicado, este es el cuarto, hemos intentado transmitiros diferentes vivencias y sentimientos de la Unidad Pastoral.

Por decisión de las autoridades sanitarias, no se han podido entregar en soporte papel como era lo usual desde su nacimiento, sino que su difusión ha sido solamente digital.
Durante estos meses, la Iglesia en su plenitud y de una manera más especial la Unidad Pastoral Dulce-Milagrosa, hemos celebrado el periodo más largo y más intenso de todo el Año Cristiano. La pandemia nos sorprendió en plana celebración de la Cuaresma, que si ya de por sí es un motivo de recogimiento, el confinamiento nos obligó a tener que hacerlo de forma práctica.
En el Boletín Informativo Nº 15 de 01-03-2020, ya se publicaba el Programa de Actos de toda la Cuaresma, con la Celebraciones Penitenciales, Viacrucis y Actos Cuaresmales a celebrar en las dos parroquias, que lógicamente quedaron truncados de forma comunitaria, pero que muchos celebrasteis y celebramos a título individual o en las pequeñas iglesias domésticas.
Llegó la Semana Santa con la Pascua de Resurrección, los templos seguían
cerrados, los sacerdotes celebraron los cultos correspondientes en su soledad comunitaria y nosotros, pienso que muchos, intentamos hacernos presentes a través de los medios, TV, internet, etc.
Después, desde mediados de abril y hasta mediados de junio, se han sucedido otra serie de festividades, Ascensión, Pentecostés, Santísima Trinidad y Corpus Cristi y aquí en Valladolid la de nuestro patrón San Pedro Regalado, en las que también hemos podido hacernos presentes a través de los medios. Desde el domingo 17 de mayo, a través del streaming de la propia Unidad Pastoral. Incluso en este último periodo y aunque con capacidad muy limitada, algunas personas ya os habéis acercado a los dos templos para la celebración de la Eucaristía.


La semana pasada, el Exmo. Sr. Cardenal-Arzobispo de Valladolid, D.
Ricardo Blázquez, administró el sacramento de la Confirmación a 14
3 JULIO 2020 NÚMERO 19 jóvenes, 9 de la Unidad Pastoral Dulce-Milagrosa y los otros 5 de otras parroquias de Valladolid, poniendo el broche de oro a todo este periodo.
A través de los medios se han publicado diferentes vídeos alusivos a la celebraciones de cada fecha, en especial las reflexiones de la comunidad de sacerdotes, a quienes les debemos una especial gratitud por tenernos permanentemente informados y en estado de latencia, para no perdernos los momentos importantes de cada acontecimiento.
Finalmente, desde estas líneas queremos enviar un mensaje de solidaridad y condolencia a todos los que habéis perdido a alguno de vuestros seres queridos, recordamos ahora a José María, a Goyo, a Juana Miguel, al Padre Raimundo Benzal, a José Alonso, a Elisa, y a todos los fallecidos de
la Unidad Pastoral cuyos nombres no se nos han comunicado y no los podemos mencionar. Por todos ellos nuestra oración y nuestro reconocimiento.
El Equipo de Redacción

Autor entrada: Administrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *