EL DÍA DE LA CONFIRMACIÓN

¡Hola a todos! Somos un grupo formado por 9 jóvenes de entre 14 – 15 años y este año celebraremos nuestra Confirmación con toda la Unidad Pastoral el próximo día 9 de mayo. Nos hacemos llamar la “Aventura de Vivir”. Algunos llevamos más tiempo que otros asistiendo a catequesis, unos desde que hicimos la 1ª Comunión, otros se fueron sumando al grupo, otros se desligaron; el caso es que somos un grupo de jóvenes con inquietudes, que estamos aquí y ahora. Os vamos a explicar y compartir con vosotros cómo vemos ese momento, que ya está muy cercano.


Si la palabra confirmación, significa afirmar, estar de acuerdo con algo, entonces el Sacramento de la Confirmación, será afirmar por nosotros mismos que estamos de acuerdo con ser cristianos y con lo que ello significa, ser testigos de Jesús, alcanzar cierta madurez en nuestra fe, que al igual que nosotros, también está creciendo.
Somos conscientes que en el mundo de hoy los jóvenes de nuestra edad centran su preferencia principal en la familia, diversiones, aficiones, amistades, relaciones con sus parejas, deporte y dejan más de lado las inquietudes culturales, sociales y sobre todo las religiosas.
Nosotros, no nos sentimos diferentes, pues vivimos dentro de esta sociedad, nos gustan las mismas cosas, pero sí estamos algo más interesados en desarrollar nuestras inquietudes religiosas. Nos han explicado que en la Confirmación recibiremos con plenitud, los dones del Espíritu Santo…suena tan impactante…
¿seremos capaces de hablar inglés cual bilingües, nada más que el Obispo nos imponga sus manos? ¡ja, sería alucinante para nuestro currículum! Y ya puestos… pues dominar los idiomas más raros, como les pasó a los primeros discípulos el día de Pentecostés… pero por mucho que nos imaginemos cosas interesantes y emocionantes que nos puedan ocurrir ese día, recibir los dones significa estar dispuestos a desarrollarlos, hoy y mañana.


Nuestra vida no va a ser diferente ese día. Al igual que sabemos que nos crece el pelo, pero no lo vemos por mucho que nos quedemos mirando el
cabello, el momento exacto en el que se alarga, sabemos que el Espíritu Santo estará en nosotros, acompañándonos, actuando en nuestra vida, nos
puede abrir los ojos para fijarnos en lo que sucede a nuestro alrededor. Intuimos que nos puede transformar. Queremos respetar a las personas, ayudarlas, mirar el lado bueno de las cosas, transmitir la fe, empezar a pensar más en los demás que en nosotros mismos.
Hemos aprendido que no podemos salvar a todos, pero sí al que tenemos cerca, al próximo, para él o para ella, habrá merecido la pena nuestra preparación y disposición. Y vosotros, amigos ¿os acordáis del día de vuestra Confirmación?
Quizá con estas letras que os escribimos, os hayamos hecho pensar un poco si habéis sentido esa transformación en vuestra vida ¡no lo íbamos a hacer todo nosotros! Y si no tenéis planes para el 9 de mayo, reservad la tarde porque nuestra Aventura de Vivir, se convertirá en la “Aventura de Vivir…nuestra CONFIRMACIÓN”
Aventura de Vivir

Autor entrada: Administrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *